Come más despacio

A veces andamos pillados de tiempo y comemos de forma rápida, pero comer más despacio nos aporta algunos beneficios:

  • Perder peso: se ha estudiado que el cuerpo tarda entre 15 y 20 minutos saber que está satisfecho. Si comemos rápido, nos estaremos pasando de «llenado» para cuando sintamos que estamos llenos.
  • Disfrutar de la comida: necesitamos comer para sobrevivir, pero eso no quiere decir que no podamos disfrutarla y saborearla como debe ser.
  • Una mejor digestión: al comer más despacio podrás masticar más y mejor la comida y dar «menos trabajo» a tu estómago.

Deja un comentario