Haz descansos a lo largo del día

Sé que es muy difícil tomarnos descansos cuando tenemos mucha tareas acumuladas y se nos atrasan las tareas. Pero desconectar, aunque sea por 10-15 minutos, es muy importante… ¡y bueno!

Algo que yo suelo hacer es ponerme a recoger la oficina, o salir a dar una mini-vuelta, o incluso irme a tomar algo o a la peluquería.

Cualquier cosa es una buena «excusa» para tomarme esos 10-15 minutos de descanso y, así, volver con más ganas a lo que tengo que hacer.

Deja un comentario