Las tormentas no duran por siempre

A veces entramos en un «tornado» de mala suerte que parece no tiene final. Cada paso que damos para intentar arreglar algo hace que las cosas se compliquen más, nos desesperamos y, a menudo, tiramos la toalla.

Tenemos que ser conscientes que las tormentas no duran por siempre, siempre acaban y vuelve a aparecer el sol. Puede ser tras unas horas, unos días o incluso una semana… pero vuelve a aparecer.

Cuando estés en una espiral en la cual nada sale bien, da un paso atrás y piensa qué pasos te han llevado a esa situación y, si ya te ha pasado otras veces, qué cosas has hecho para solucionarlo.

Deja un comentario